LA FAMILIA FERRER - tallas en madera

a salto de mata
LA FAMILIA FERRER


texto y fotos de Mariano Díaz


 

  


Abraham, Concilio, Isaac, Aura, Mercedes y Víctor Ferrer




El sello de la familia Ferrer, ha dado vida a un medio siglo de una artesanía única en Venezuela, por su cuidada confección y estilizada belleza, piezas que han dado nombradía de centro de arte, al pueblo de Borojó, en el estado Falcón.


Abraham y Concilio Ferrer, a comienzo de los años sesenta, después de oficiar de mecánicos, albañiles, zapateros de componer, pescadores, músicos de eventos y magos de juegos de manos probaron ejercer la carpinteria ya que por hacer desaparecer y encontrar objetos, habían sido acusados de practicar brujería con espiritus malos. Se decidieron entonces por la carpintería. Abraham comenzó con bancos, nichos, atriles, marcos de espejos y baúles a los que decoraban con colores vivos y Concilio tallaba en la madera formas de animales, pájaros o personajes. Tuvieron éxito con su artesania.

Abraham enseñó el oficio a sus hijos. Las virtudes de la madera, la aplicación del color y los secretos de los hierros de tallar, lo aprendieron sus doce muchachos, donde cada quien encontró un tema particular que tallar. Abraham, Concilio, Mercedes, Aura y Victor entraron a formar parte del importante movimiento imaginero popular de los años ochenta.


VICTOR FERRER , el inventor de plumas...

A la muerte de Abraham, la cabeza visible de la familia Ferrer es Victor, cuyo primer trabajo fue un marco de espejo, que cuando vieron que no tenía la firma del padre, lo rechazaron porque no era del artista.

—  Entonces busqué hacer algo propìo y comencé a tallar pajaros, usando el colorido que papá daba a sus trabajos, y entonces inventé eso de darles un plumaje muy alegre a todas las aves y pajaros que veo en la naturaleza, porque aqui todo entre cujíes y tunas, es seco y descolorido.



— Y no me equivoqué, porque ya son muchos los años que tallo. Mi mano se siente muy a gusto cuando voy darle formas a palomas, carpinteros, gallos, cardenales, garzas y turpiales. Me ayuda la barisigua, una madera gruesa y muy dura, cuando verde, pero que seca se vuelve liviana para sacarle las formas.

— Cuando trabajo una obra ya voy inventando en cual será el plumaje que le quedará bien. Un pavo real es un reto que siempre se me presenta, como por ejemplo, que a una garcita blanca, mis colores no le van a cambiar su forma.

Las plumas que tienen los pajaros son de la sabiduría de naturaleza; las que Victor les pinta, son como un traje para lucir en una fiesta patronal.


El Junko, Noviembre 2010


Victor Ferrer y su hijo Abraham - foto cortesía de Teresa Briceño Flores

Víctor Ferrer junto a sus hijos Juan y Abraham continúan tallando las mas coloridas y hermosas aves y figuras, manteniendo viva una tradición del arte popular de Venezuela en las tierras de Falcón ...

Víctor Ferrer
 


Juan Ferrer                                                             Abraham Ferrer

BOROJÓ - EDO. FALCÓN

CONTACTO : via Borojó, frente a la "piedra blanca"
"Arte y artesanía Ferrer"
tlfs. 0279 7660128 / 0416 3676905
0416  1143001 / 0424 6715051

video producido por el IARTES